Ponencia de Grucorpo en las Vistas sobre la Reforma de la Policía

grucorpoNoticiasLeave a Comment

1 Logo GRUCORPO

18 de marzo de 2016

¡Buenos Días! Agradecemos nuevamente la oportunidad de participar en esta audiencia.

Como señalamos en la vista del 23 de octubre del 2015, el Grupo de Trabajo Comunitario Sobre la Reforma de la Policía (GRUCORPO) es un grupo de trabajo compuesto por individuos y organizaciones de base comunitaria e independientes que prestan servicios a partes interesadas (stakeholders), y se han unido en este esfuerzo para promover la participación efectiva e independiente de la sociedad civil, la transparencia y la rendición de cuentas durante la etapa de implementación del Acuerdo para la Reforma Sostenible de la Policía de Puerto Rico. Según sostuvimos entonces, y nos reiteramos en el día de hoy, nuestro compromiso es asistir de forma independiente a la Policía de Puerto Rico, a los funcionarios y funcionarias del Departamento de Justicia Federal, al Pueblo y a este Tribunal a lograr establecer un cuerpo de agentes del orden público profesionales y respetuosos de los derechos humanos y civiles. Entendemos que es fundamental para nuestro país alcanzar una policía comunitaria.

Una policía de la comunidad y para la comunidad, requiere, desde sus cimientos, la más amplia y continua participación de todos los diversos componentes de la comunidad. GRUCORPO cuenta con una diversidad de profesionales e integrantes que ofrecen de manera voluntaria sus conocimientos especializados y experiencias con el fin de lograr que se garantice una verdadera participación comunitaria en la Reforma de la Policía de PR. Nuestra aportación provee una mirada transversal al proceso de la Reforma, y pone a la disposición de los funcionarios encargados de la implantación conocimiento inigualable durante la elaboración de la política pública que se pretende alcanzar a través de la Reforma. Las personas que participan en GRUCORPO, muchos de ellos expertos en su área particular, comparten este conocimiento sin ningún otro interés que mejorar la convivencia y la calidad de vida de nuestro país.

Desde mayo hasta octubre del año pasado intercambiamos información activamente, y sostuvimos reuniones productivas con los funcionarios y funcionarias de la Oficina de la Reforma para la discusión de las políticas que se elaboran como parte del proceso. Existe un robusto consenso entre todas las partes sobre la necesidad de una verdadera, efectiva y oportuna participación comunitaria en los procesos de reforma y que los esfuerzos de GRUCORPO en la revisión y comentarios de las políticas propuestas sobre prácticas policiacas, han sido útiles y deseables. Sin embargo, este esfuerzo fue interrumpido al exigirnos un compromiso de confidencialidad de los borradores de políticas y procedimientos. Ante tal situación, GRUCORPO mantiene la postura de que todos los ciudadanos deben tener acceso a los documentos (borradores) antes de la aprobación final por parte del Superintendente ya que ello es esencial para un proceso transparente, participativo y para tener un debate informado sobre la policía del futuro en Puerto Rico. Por tanto, sostenemos que para alcanzar el cabal cumplimiento de las disposiciones que ordenan una robusta participación comunitaria y el envolvimiento colaborativo de las comunidades, se requiere amplio acceso al público de la información generada en el proceso de Reforma.

LOS DOCUMENTOS GENERADOS POR LA REFORMA DEBEN ESTAR ACCESIBLES AL PÚBLICO

Entendemos que los principios de participación comunitaria que se adoptan en los párrafos 205 et al, quedan mejor servidos cuando se distribuye abiertamente al público para reacción y comentarios oportunos los borradores que se generan en este proceso. Son varias las razones:

– Se permite que la Reforma reciba información y conocimiento invaluable por parte de las personas de la Comunidad que se basan en la experiencia y en las vivencias diarias de los distintos sectores que han sido de alguna manera impactados por las prácticas policiacas.

– Se promueve un sentido de confianza y pertenencia en el País cuando se les incluye abiertamente en la articulación de políticas públicas, y la institución provee accesibilidad a sectores del País que de otra forma no tendrían acceso a través de instrumentos políticos, judiciales o administrativos.

– El proceso se reviste de apertura y transparencia. De esta forma se promueve la confianza y la cooperación de los sectores. Igualmente, el País queda bien informado sobre la naturaleza y el avance del proceso. Se fomenta así mejor el principio de Policía de la Comunidad.

– Por todo lo anterior se legitima ante el País los esfuerzos de la Policía de Puerto Rico, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y de este Tribunal en crear un cuerpo policial que responde a las necesidades de la población que pretende servir. No olvidemos que, cuando el proceso está cerrado a las comunidades, no es la Policía la que pierde credibilidad. En todo caso, no la gana. La Policía aún no ha podido lograr credibilidad de todos modos. Pero es la Reforma de la Policía y todos sus actores la que pierde confianza y legitimidad en el pueblo puertorriqueño.

El Estado debe abrirse al público para informar sobre la manera que ejecuta sus funciones, estar receptivo a la crítica y promover la discusión pública sobre sus ejercicios y prerrogativas. Debe dejar educarse y escuchar con detenimiento la opinión de las comunidades sobre sus ejecutorias y no cerrar sus oídos asumiendo una actitud estéril y paternalista hacia el País.

Esta apertura debe cubrir todas las etapas de la elaboración de políticas y no solamente las políticas ya aprobadas sujetas a revisión anual por un tiempo limitado. Por el contrario, con mayor urgencia se debe permitir el insumo de las comunidades cuando se trata de políticas de nueva creación o para sustituir procedimientos aprobados previo a la Reforma. Es desde el inicio mismo de los trabajos que se deben adoptar los principios que regirán la política pública que impulsa la Reforma, para atender de entrada y con rapidez las deficiencias sistémicas que por años ha prevalecido dentro de la Policía. Además, esto representaría una medida preventiva, ya que pueden corregirse a tiempo errores en políticas que podrían resultar en gastos incensarios para el estado debido a readiestramientos o demandas.

Podemos mencionar ejemplos en otras jurisdicciones de la participación comunitaria desde los inicios mismos del desarrollo de las políticas. En diciembre del 2015 la Policía de la Ciudad de Durham (NC) emitió un comunicado de prensa para anunciar al público la elaboración de una política de uso de cámaras en los uniformes de los oficiales. El borrador se hizo disponible al público para sus comentarios en una página web. Esto luego que se celebraran audiencias comunitarias para recibir desde el principio y aún desde antes de elaboración del borrador, el insumo de la comunidad sobre el uso de cámaras. En el comunicado el Jefe de la Policía señala:

“Body cameras represent an opportunity for the Durham Police Department to enhance transparency and accountability to the community,” said Police Chief Jose L. Lopez Sr. “We received a lot of great feedback from the listening sessions and we want to hear directly from residents about the draft policy. As always we welcome and encourage residents to voice their ideas, priorities and concerns.”

Experiencia similar la podemos encontrar en la Ciudad de Houston.

Es también importante señalar que tanto al TCA como el DOJ han endosado y manifestado su apoyo al acceso público de los borradores preparados en la Oficina de la Reforma. En varias ocasiones, públicamente como en reuniones privadas, la Policía de Puerto Rico ha expresado su compromiso con un proceso abierto y participativo. Entendemos que esta apertura y participación se logra únicamente de dar acceso pleno a todos pasos del proceso.

A TRES AÑOS DE LA REFORMA HAY AUN QUE INSISTIR EN PROMOVER UN CAMBIO DE MENTALIDAD EN LA ALTA OFICIALIDAD

Hemos notado que dentro del alto mando de la policía, aún los encargados y encargadas de implementar la Reforma, continúa prevaleciendo una visión institucional ajena a la del acuerdo y que obstaculiza el éxito esperado. Por ejemplo, a un participante de GRUCORPO que de forma desinteresada visitó la Academia para ofrecer una charla sobre derecho de las víctimas, le fue negado el acceso debido a su vestimenta casual. Aparte de que el negar acceso a una instalación pública a una persona por la forma en que viste o por su apariencia podría constituir sendas violaciones a derechos constitucionalmente protegidos, esta es precisamente la actitud, propia de mentalidades militarizadas, que constituye la semilla de discrimen que la Reforma pretende combatir. De esto seguirse fomentando, se corre el riesgo de implementar una Reforma inefectiva. No es la Reforma la que debe ajustarse a la Policía. Es la Policía la que debe ajustarse a la Reforma.

SIGUEN OCURRIENDO INCIDENTES DE BRUTALIDAD POLICIACA Y NO SE HA REVELADO INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE LOS AVANCES DE LA REFORMA

Por otro lado, la ACLU sigue recibiendo querellas de brutalidad policíaca. En agosto del año pasado, por ejemplo, la ACLU intervino en un caso en barriada Morales en Caguas donde una familia completa fue agredida por miembros de la división de drogas mientras ejecutaban un arresto. Todo el catálogo de posibles de violaciones ocurrió en un solo incidente en medio del proceso de implementación de la Reforma. Asimismo, Espacios Abiertos ha solicitado sin éxito que la Oficina de la Reforma provea los datos de las acciones disciplinarias tomadas en las querellas administrativas presentadas luego de la firma de la Reforma. Esta información es importantísima para monitorear el progreso de la Reforma, y de una vez el País se entere sobre sus avances. Reiteramos la importancia de apertura y transparencia para fomentar la confianza pública no solamente en el proceso de implementar la Reforma Sustentable de la Policía de Puerto Rico, sino en la misma Policía. Es a través de esta confianza que se garantiza la colaboración entre la policía y la sociedad civil. Además muchos estudios muestran que esta colaboración facilita una labor policial efectiva.

PROPUESTA DE GRUCORPO:

  1. Siguiendo el ejemplo de otras jurisdicciones, se debe crear un sistema formalizado abierto al público de comentarios de políticas, accesible, y facilitar el intercambio de información entre los miembros de la comunidad y la agencia.
  2. Se debe dar énfasis en la orientación, capacitación y sensibilización al alto mando de la Policía y a los funcionarios y funcionarias que establecen el programa educativo sobre los derechos civiles y humanos. Además se debe dar énfasis a sensibilizar a los miembros de la Policía sobre los derechos de las víctimas de delito, la protección de su información personal y la efectividad de los procesos de investigación criminal
  3. Se adopte como parte del proceso de Reforma un sistema de independiente de monitoreo ciudadano establecido de forma permanente.

PUNTOS FINALES:

GRUCORPO seguirá en la mejor disposición de asistir en este proceso de Reforma. Gustosamente seguiremos evaluando y comentado los documentos a los cuales tengamos acceso. Nuestro compromiso es formar parte de este proceso en todas las etapas, desde sus cimientos hasta concluido los diez años, y aún después de finalizar el acuerdo, según nos permitan nuestros recursos, porque somos parte de la comunidad y porque este es el compromiso con nuestro País. Pero seremos siempre enérgicos en insistir en que se establezca una verdadera práctica de apertura, participación comunitaria y el acceso a información pública. Reconocemos con entusiasmo los aciertos, pero a la misma vez denunciaremos enérgicamente las acciones que, a nuestro juicio, son incorrectas y militan en contra de los objetivos que persigue la Reforma.

Gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *